La historia de StockFink nace en el año 2020 en pleno confinamiento tras una tesis doctoral de uno de los fundadores, experto en Inteligencia Artificial y con el objetivo de dar acceso a la inversión a todo el mundo.

Una herramienta avanzada que podría utilizar un fondo de inversión, ahora abierta a todo tipo de inversores minoristas para que puedan aprovechar el poder de la tecnología.

Aquí puedes leer la sorprendente historia de StockFink.